Cultura

Los hutongs, la cara más tradicional de la cultura de Beijing

Hutongs

En Beijing, los hutongs son más que callejones donde vive la gente común y corriente, pues en ellos se guardan muchos vestigios históricos y residencias antiguas. Esta estructura urbana de la dinastía Yuan comenzó en el siglo XIII d.c.

Los hutongs son callejones profundos que se extienden de manera recta entre las calles principales y están formados por líneas de Siheyuan, residencias tradicionales compuestas por varias habitaciones que dan a un patio cuadrado. Quienes visitan por primera vez la ciudad de Beijing, suelen ser atraídos por estas callejuelas estrechas. En ellas, los turistas pueden encontrar los elementos típicos de la antigua ciudad de Beijing, sentir la atmósfera del casco imperial y experimentar lo auténtico de la capital china.

La distribución de los hutongs en Beijing tiene su origen en la estructura urbana de la capital de la dinastía Yuan, que se fundó en el siglo XIII. En aquella época llegó a haber más de 6 mil hutongs.

Al caminar por el centro de la ciudad, se puede encontrar con el callejón Guozijian, donde los arcos chinos brillan entre las sóforas; el callejón de pez dorado, que tiene una vista nocturna maravillosa; el callejón más largo de la ciudad, Dongjiaominxiang, o el sinuoso callejón de nueve vueltas. La diversidad de los callejones es una de las razones por la que estos se han convertido en una atracción turística imprescindible para recorrer, tanto a pie como en triciclos o en bicicleta.

La diversidad de los callejones es una de las razones por la que los hutongs se han convertido en una atracción turística imprescindible para recorrer, tanto a pie como en triciclos o en bicicleta.

Los hutongs más típicos, con más características originales, son los que están ubicados en uno de los cascos principales de Beijing, Dongsi. Aquí todavía se conserva el ambiente ameno de la antigua ciudad imperial. Paseando por estas pequeñas calles, entran en la vista la sombra que proyectan las sóforas, también conocidas como "árbol de las pagodas", por delante de las puertas de las casas, las filas de macetas colocadas a lo largo de las paredes grises y, por supuesto, no faltan las botellitas de porcelana sobre las ventanillas de las tiendas, con el yogur clásico de Beijing.

En las mañanas, las personas de la tercera edad suelen dar paseos llevando en una mano la jaula de pájaros y en la otra, la correa de su mascota. Al atardecer, los vecinos se reúnen para unas charlas acompañadas del té.

Las personas se ven inmersas en la forma de vida de los habitantes que vivían junto a la ciudad prohibida.

Lo que pasa aquí es la vida real y cotidiana de los beijingneses locales, la cual es sobria y acogedora. Claro, los hutongs son más que callejones donde vive la gente común y corriente, ya que aquí también se esconden muchos vestigios históricos y residencias antiguas de los ilustres. En el callejón llamado Dongsibatiao, se encuentra la antigua casa de Ye Shengtao, reconocido escritor y educador de China ya fallecido. Ahora sus familiares residen en ella. En el patio de la casa hay dos árboles de manzano de flor enormes. En la primavera, numerosas flores de manzano decoran la antigua casa con su preciosidad, mostrando la escena típica de la ciudad de Beijing.

Si hablamos del callejón más famoso y concurrido de Beijing, es indispensable mencionar el callejón meridional Luogu. Tiene una longitud de 800 metros. De dirección norte a sur, se alinean respectivamente ocho callejones por ambos lados del callejón meridional Luogu. Construido en el mismo período con la capital Dadu de la dinastía Yuan, es el única área residencial tradicional que conserva completamente la estructura de callejón de dicha dinastía, y se cuenta entre las primeras 25 reservas históricas y culturales de la ciudad de Beijing. En la zona del callejón meridional Luogu, se puede observar diferentes modelos de patios, aparte de numerosas residencias de gente famosa, como las antiguas casas del pintor QiBaishi, y del escritor Mao Dun.

Callejón Luogu

Más que eso, en el callejón meridional Luogu, se encuentran muchas tiendas de gran creatividad. Entrando en las puertas adornadas con faroles rojos, se pueden probar diversos tipos de cócteles y tapas, mientras se contemplan los artículos de diseño juvenil, se siente como en un espacio mixto del oriente y el occidente, del pasado y el presente. El callejón meridional Luogu es una de las 25 atracciones indispensable para visitar, elegidas por la revista Time.

Los hutongs no solo son áreas residenciales, sino también escenarios de la evolución histórica de la ciudad. En ellos se ha quedado grabada la fisonomía de diferentes épocas, lo cual les da un papel similar a los museos de costumbres folklóricas.

latercera.com

Oficinas

Barcelona

Plaça Francesc Macià 7, Plt. 17 - 08029 Barcelona (España)

+34 936 111 288 | +34 673 448 248

WECHAT: sfabogados2016

© Copyright 2020 EurochinaBridge. Todos los derechos reservados.