Medio Ambiente

China deja de importar basura para mejorar su medio ambiente

China deja de importar basura para mejorar su medio ambienteDesde el año 2004 China era, además del principal generador de residuos del mundo, el principal destino de los desechos que se producían en otros países. En 2012, el 56 % de los residuos de plástico que se exportaban en el mundo iban a parar al gigante asiático.

A partir de enero de este año, las autoridades chinas han decidido prohibir la importación de 24 tipos de basura. A continuación, veremos algunos elementos para comprender mejor los alcances de esta nueva medida que afecta a muchos países.

¿Por qué China importaba basura?

El gran crecimiento económico de China era la causa de que el país necesitara mucha materia prima, tanto para la fabricación de productos para su mercado interno como para la exportación. De esta forma, los países que entregaban sus desechos a China los volvían a comprar más tarde convertidos en nuevos productos.

Este intercambio parecía beneficiar a todas las partes. Los países más desarrollados, principalmente de Europa y Estados Unidos, podían deshacerse de una gigantesca cantidad de basura, sobre todo plásticos. Y además recibían dinero a cambio.

Por su parte, China podía aliviar su escasez de ciertas materias primas y conseguir los materiales que necesitaba cada vez en mayor cantidad.

¿Qué tipo de basura dejó de importar el país asiático?

La prohibición afecta a 24 tipos de desechos. Se trata principalmente de cuatro categorías que abarcan plásticos, papel y cartón, desperdicios de ciertos minerales y residuos textiles. 

China se ha cansado de ser el basurero del mundo y ha decidido importar solo residuos de buena calidad. En noviembre de 2017 se establecieron umbrales de impurezas, para asegurar que todo lo que llegue esté limpio. La exigencia es de un máximo de 1,5 % de impurezas; en la mayoría de residuos es imposible garantizar un límite tan bajo.

¿Por qué ha prohibido China la importación de desechos?

El gobierno chino asegura que la nueva ley que prohíbe la importación de basura extranjera, responde a la voluntad de mejorar sus malas condiciones ambientales y frenar la contaminación. El país asiático se ha posicionado en el último año como un nuevo líder mundial en desarrollo verde.  

Se ha probado que las numerosas plantas de reciclaje de basura son muy contaminantes. Es por eso que el Ministerio de Medio Ambiente chino contempla cerrar algunas de las plantas de tratamiento. Las principales zonas de procesamiento se encuentran en las áreas costeras, sobre todo en las provincias de Cantón, Shandong y Zhejiang.

Por otra parte, muchos de los residuos, especialmente los plásticos, llegaban sucios o mal clasificados. Y esto implicaba un tratamiento adicional que resultaba además muy costoso.

¿Dónde irá toda esa basura ahora?

En el año 2016, solo Europa produjo más de un millón de toneladas de desechos. Los países que ya no podrán entregar su basura a China deberán buscar con urgencia otro destino donde enviarla. 

Se puede contemplar la posibilidad de vender los desechos a otros países con economías de uso intensivo de materias primas; es el caso de la India o Turquía. El problema es que estos países no poseen la capacidad adquisitiva que tiene China.

Algunas organizaciones como Greenpeace sostienen que la solución no es buscar otros lugares donde enviar los desechos. Al contrario, esta debería ser la oportunidad para que los gobiernos y el sector privado encuentren la manera de generar menos residuos.

Equipo EurochinaBridge.com

Oficinas

Barcelona

Plaça Francesc Macià 7, Plt. 17 - 08029 Barcelona (España)

+34 936 111 288 | +34 673 448 248

WECHAT: sfabogados2016

© 2019 EurochinaBridge. Todos los derechos reservados.