Economia

One Belt, One Road: El sueño chino y su impacto sobre Europa

One Belt, One RoadEl resurgimiento de China como potencia mundial potencia la propuesta del presidente Xi Jinping. One belt one road (una franja, una ruta) le da base al sueño del líder asiático, que puede derivar en un nuevo orden internacional con impacto sobre Europa.

Rescatar la antigua ruta de la Seda, que unía el comercio y la cultura de oriente y occidente, es la idea de Jinping desde 2013. Fue declarada prioridad de la política exterior china por la cúpula del Partido Comunista.

One belt one road (OBOR) propone corredores económicos marítimos y terrestres entre China, Eurasia, Oriente Medio, Europa y África. Una gran red comercial que necesita una elevada inversión en infraestructura. La Unión Europea (UE) está llamada a participar. 

El sueño chino: ¿Herramienta geopolítica? 

China ha sido insistente en su proyecto, y ya va cogiendo forma. OBOR es un producto de cooperación inclusivo, no una herramienta geopolítica. China ha sido insistente en su proyecto, y ya va cogiendo forma. OBOR es un producto de cooperación inclusivo, no una herramienta geopolítica.

En mayo de este año, 28 jefes de Estado y Gobierno de Europa atendieron el llamado del presidente Xi Jinping para analizar la inversión de 900 mil millones de euros para OBOR. Catorce convenios de cooperación fueron firmados.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, motor financiero de OBOR, ya suma 57 miembros, incluidos Alemania y Gran Bretaña. China tiene 26% de los derechos de voto. Su capital es de 100 mil millones de dólares, dos tercios del capital del Banco de Desarrollo Asiático y la mitad del Banco Mundial.

La puerta del Mediterráneo 

Con la compra, en 2016, del 67% del puerto griego de Pireo, China abrió las puertas del Mediterráneo a la Ruta de la Seda. Obtuvo una concesión a 35 años para operar dos terminales de contenedores que facilitarán la entrada de sus productos al resto de Europa.

A modo de ejemplo, China puede hacerse del mantenimiento y reparación de equipos militares griegos en Creta. E incluso podría participar en patrullajes navales conjuntos en el Mediterráneo. 

Desde 2013, industrias estatales y privadas chinas compran empresas en países como Suiza, Noruega y otros miembros de la Unión Europea. Apuntan a sectores estratégicos, como el nuclear y aeronáutico, energías, infraestructura de transporte, telecomunicaciones y banca, entre otras.

One belt one road y su impacto en Europa

OBOR se basa en cinco principios de Coexistencia Pacífica: respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención en asuntos internos, igualdad y el beneficio mutuo, y coexistencia pacífica. OBOR se basa en cinco principios de Coexistencia Pacífica: respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención en asuntos internos, igualdad y el beneficio mutuo, y coexistencia pacífica. 

One Belt One Road supone cambios en el orden internacional por el aumento de la influencia del gigante asiático en Europa. La Unión Europea requiere una política coordinada para afrontar el sueño chino.

China lo niega, pero utiliza mecanismos de cooperación bilateral con países de manera individual. En Europa Central y del Este acordó con 16 naciones la construcción y modernización de autopistas, redes ferroviarias, aeropuertos y puertos marítimos, sin consultar con la UE.

La asimetría comercial ya se ve en naciones europeas pobres. Los trenes llegan cargados de productos chinos y se devuelven casi vacíos.

El sueño chino en América Latina

En América Latina, China también va incrementando su influencia, mediante tratados de libre comercio, ofertas de inversión, becas. Ya ha superado a la UE como segundo socio comercial y tiene importante participación en ingeniería civil e infraestructuras. En América Latina, China también va incrementando su influencia, mediante tratados de libre comercio, ofertas de inversión, becas. Ya ha superado a la UE como segundo socio comercial y tiene importante participación en ingeniería civil e infraestructuras.

El orden internacional ha cambiado, con China a la cabeza. Europa es un centro estratégico de distribución, que debe competir con el gigante asiático en igualdad de condiciones, y analizar  la seguridad y la independencia en sectores estratégicos, para minimizar impactos negativos.

Equipo EurochinaBridge.com

Oficinas

Barcelona

Plaça Francesc Macià 7, Plt. 17 - 08029 Barcelona (España)

+34 936 111 288 | +34 673 448 248

WECHAT: sfabogados2016

© 2019 EurochinaBridge. Todos los derechos reservados.